Japoneses en Argentina

La Federación de Asociaciones Nikkei en la Argentina (FANA) publicó en el año 2004 el libro “Historia del inmigrante japonés en la Argentina”. Consta de dos tomos: El primero abarca el período de preguerra y el segundo el de posguerra. Creo que el material tiene un valor inmenso, al menos para los descendientes de japoneses, hasta su publicación, poco y nada conocíamos del derrotero seguido por nuestros padres y abuelos, que un día decidieron dejar su amada tierra para buscar en otras latitudes el lugar en donde forjar su futuro. Espero que este pedazo de historia no quede en el olvido y que las futuras generaciones sepan quiénes fueron sus antepasados, qué hicieron para integrarse a una cultura tan diferente y cómo pudieron progresar a pesar de las penurias padecidas.

Los que hayan leído el libro se habrán sorprendido con alguno de los datos, creo que nadie pudo imaginar que el primer japonés que pisó suelo argentino fue vendido como esclavo en el año 1596. Este hombre, era propiedad de un comerciante de esclavos afincado en la provincia de Córdoba. El comprador, un sacerdote de la Misión Jesuítica, pagó $800 por la mercancía que, según el contrato de compraventa, no gozaba de garantía. Se desconocen los motivos por los cuales este ciudadano japonés llegó a Córdoba como esclavo, lo cierto es que recurrió a la justicia y logró recuperar la libertad después de dos años. Los documentos originales del contrato y la demanda judicial se encuentran en el Museo de Documentos Antiguos de Córdoba.

Esteban Miyahira – unargentinoenjapon@gmail.com

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Japoneses en Argentina. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Japoneses en Argentina

  1. romina nakamurakare dijo:

    hola yo queria saber donde puedo bajar el libro el libro “Historia del inmigrante japonés en la Argentina” por que mi abuelo hashime es un sobreviviente de la segunda guerra que combatio en la cañonera que exploto en filipina me dijo para saber su historia si alguien sabe de algo de esa epoca ,mi abuelo entro a la argentina en barco y entro con el apellido nakandakare que es el apellido de soltera de su mama ya que los parientes de su mama ya estaban aca ,el entro años despues de la segunda gerra mundial y el apellido verdadero de mi abuelo hashime era nagayama apellido de su papa.muchas gracias al que me lea y me ayude.saludos.

  2. Nahomi dijo:

    hola! ami me interesa leer el libro de la entrada, pero no se como conseguirlo por aqui (Mexico) alguien podria darme los datos del libro? nombre, editorial, autor? gracias

  3. nora dijo:

    Gracias por presentarnos ese libro, Corsaria, me parece muy interesante. Voy a ver si lo puedo conseguir.
    Saludos y gracias.

  4. corsaria dijo:

    Muy interesante la entrada y los comentarios. La historia es fascinante. Sobre la inmigración de japoneses a España acabo de recordar este libro, que habla un poco sobre el particular. Aparte es de lectura muy agradable. :-)

  5. Guaponja dijo:

    Igualmente he sido interesado en la historia. Creía que era un andaluz llamado Francisco Xapón. Viven muchos andaluces de apellido Japón. Pero hay varios cuentos.

  6. Dayana dijo:

    Nora, te cuento que estuve leyendo mucho sobre los jesuitas de Córdoba porque era mi tema de tesis para la universidad (era una aplicación de diseño museográfico para discapacitados visuales en una de la estancias jesuíticas) y de ahí traté de averiguar todo lo que pude del periodo jesuítico desde su establecimiento en Cba hasta la expulsión. Justamente de ese momento hay un libro excelente que se llama “Diario de la expulsión” o algo así, no recuerdo bien el título porque el libro quedó en mi casa, acá en el depto tengo sólo lo indispensable por un tema de espacio de almacenamiento. La cosa que ese libro es un diario que escribió uno de los jesuitas expulsados de Cba desde que salieron de acá hasta que llegaron a España. El relato es conmovedor y maravilloso por los detalles que da (hasta cuenta que en un momento se detienen a ver un eclipse de sol!).
    Algo que llama la atención a los ojos actuales es la descripción de lo que era un viaje en barco en el siglo XVIII y las escasas posibilidades de llegar con vida a destino a los que les tocaba viajar como parias (tal el caso de esclavos y jesuitas desterrados) por lo que es realmente admirable que el esclavo japonés haya resistido un viaje desde Japón a Argentina (con todas las escalas del caso) hace más de 400 años y haya vivido para que quede registro de todo.

    De todos modos si el amigo japonés se quedó acá seguro que encontró a alguna criolla que lo hizo felíz y se quedó en algún ranchito cerca del río suquía comiendo locro y empanadas, viviendo con el mar más cercano a 1200 km.

  7. hernan dijo:

    escuche por ahi o creo que lo lei del diario clarin hace mucho sobre esta hitoria del primer japones decia que venia en un barco portuges y que fue vendido como esclavo a la mision jesuita despues recupero la libertad y se caso con una criolla y tubo decendencia o algo asi creo

  8. nora dijo:

    Perdona, Dayana, es el ratón que se está portando mal….
    Bueno, te decía que ese libro creo que es diferente al que dice Esteban en su artículo. Está editado por el Okinawa Times (diario local), y que conozco porque estuve trabajando allí por unos años.
    Perdón, creo que el título no es “inmigrantes japoneses” sino “emigrantes japoneses.
    Tú tendrás más información que yo. Lo que yo puedo hacer es tan solo unas explicaciones nada más.
    Además hay una curiosa historia de ese japonés, porque no se sabe qué fue de su vida después de haber sido liberado. Hay personas que dicen que tal vez se haya ido a España, y que por eso, haya en la actualidad, muchos descendientes con el nombre de Japón. Pero todo esto es un misterio, pero lo más curioso, es que, el año en que ese japonés llegó a España, fue el mismo año en que fue liberado ese Francisco Xapón ……
    Y como no existen documentos exactos, no se puede decir que esta historia sea cierta o no.
    Esto es lo que estoy leyendo por el Internet, y ya te dije…que en japonés.

  9. nora dijo:

    Dayana,
    Estoy leyendo toda la historia por el Internet, en japonés. Y….si se necesita más información, puedo pedirles a mis primos que están en Okinawa, para que me manden unos libros sobre los inmigrantes japoneses de la preguerra y posguerra (edición 2006) que creo q

  10. Dayana dijo:

    Nora, conocías la historia? fuiste al archivo de la universidad a ver esos documentos?

  11. nora dijo:

    Según los datos que he leído de los documentos del Museo de Documentos Antiguos de Córdoba, no se sabe cómo y por qué llegó a Argentina y a esa ciudad, y por qué se convirtió en esclavo.
    Fue liberado, porque el escribano Francisco de Soto Mayor, comprendió la situación y las palabras del japonés Francisco Xapón.
    El sacerdote , por más que hizo los trámites , no pudo recobrar sus 800 pesos.

  12. Dayana dijo:

    Voy a averiguar con gente conocida de la universidad. No sé si podré acceder a esos documentos porque al ser tan antiguos hay que tener un justicativo “serio” para consultarlos.
    Me gustaría conocer bien el caso y porqué fue liberado el tipo. Quizás se lo consideraba “mejor” racialmente que a los negros y por eso se consideró que podía ser libre. Esto sería volver sobre la teoría de que los negros estaban para matarse poniendo el lomo de sol a sol y les rendían mucho más… de todos modos lo particular del caso también sería cómo llego ese japonés hasta acá, de dónde lo sacó el comerciante, para qué lo compró el jesuita… se puso interesante el tema!

  13. Este caso es insólito, el pobre tipo gritando a los cuatro vientos su penosa situación, un sacerdote que lo compra sin garantía y el comerciante que lo vende como si tal cosa. Aparte de ser el primer japonés que llegó a estas tierras, también tiene el triste privilegio de haber sido el primer producto importado de Japón que entró al mercado argentino. Lo que nunca vamos a saber es si al sacerdote le devolvieron el dinero.

  14. Dayana, gracias por la info, ¿habrá alguna posibilidad de aclarar esos datos? Mirá que los documentos originales están en el museo. Quizás alguien pueda consultarlos. El caso fue extraído del libro “El tráfico de esclavos en Córdoba 1588-1610″ de Carlos Assadourian que fue publicado por la Universidad de Córdoba en 1965.

  15. dayana dijo:

    Corrijo el dato de la llegada de los Jesuitas. La cosa fue así:

    1587. Llegan por 1era vez a Cba jesuitas y permanecen un año en calidad de misioneros.

    1589. El gobernador de Tucumán Juan Ramírez de Velazco les dona una manzana para su radicación.

    1591. Toman posesión de la manzana.

    1599. RAdicación definitiva en Cba luego de recibir la orden de abandonar las “misiones volantes”, como les llamaban y se deciden a instalar residencias permanentes.

    1604. Se crea la pcia jesuitica del Paraguay y Córdoba es su capital. “A partir de entonces y hasta la expulsión de la orden en 1767, desde esta ciudad se administró una inmensa extensión que comprendía los territorios de lo que son en la actualidad cuatro países: Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay.” Extraído del mismo libro que cité en el comment anterior.

    Ahora que le dí una nueva leída, también se podría interpretar que el vendedor era de Cba pero el jesuita no necesariamente… pero por el dato que das de la demanda que fue hecha en Cba, parece que todo sucedió con gente de acá. Tendría que llamar a unos conocidos que tengo en la universidad a ver si saben algo del tema, odio quedarme con la duda!!!

  16. dayana dijo:

    El dato es interesante salvo por un detalle: los jesuitas llegan a Córdoba por primera vez en 1599 en misión desde Santiago de Chile para hablar con las autoridades locales sobre la posibilidad de que su congregación se establezca en Córdoba, cosa que ocurre unos años después. “Las cartas anuas informan a las autoridades de Roma sobre lo que ocurría en América, por que se decide crear una nueva jurisdicción religiosa en 1604, ratificada tres años después: la provincia jesuítica del Paraguay, que abarca las gobernaciones de Tucumán, Chile y Paraguay. Como provincial se nombra a Diego de Torres, el que arriba a Córdoba por 1608, ciudad que sería sede de la nueva provincia.” Extraído de La Estancia Jesuítica de San Ignacio de Calamuchita, una estancia cordobesa no recuperada. de G. Benso y A. M. Signorile. Ediciones del Boulevard. Córdoba. 2004.

    El conocimiento que tenía de compra de esclavos por los jesuitas siempre fue en referencia a los negros, pero supongo que si venía un japonés “en el paquete” lo habrán aprovechado también. Lo que me llama la atención es que los jesuitas compraban negros porque eran muy resistentes para los trabajos en las estancias jesuíticas de Córdoba y, de hecho, los preferían a los nativos que eran medio vagos (los nativos actuales siguen siendo así :D ) y no tenían la fortaleza física de los morochos, así que no sé como terminó el pobre japonés acá. ¿Habrá estado en la manzana jesuítica? De todos modos, por aquellas épocas Córdoba era poco más que un rancherío al lado de un arroyo rodeado de monte, así que no había tanta diferencia con el campo.
    De todos modos, y esto lo dicen todos los historiadores, la Compañia de Jesús fue ejemplar en cuanto a la defensa y el trato con indios y negros que eran respetados como hijos de Dios y educados en la fe, cosa que otras congregaciones no hacían para nada y de ahí venía la bronca que había con los jesuitas.

    Con respecto al año de la compra del sr japonés, quizás haya un error tipográfico y sea 1696… habría que consultar en el archivo histórico de la universidad.

    Por cierto, los invito a conocer las Estancias Jesuíticas de Córdoba, patrimonio cultural de la humanidad declarado por UNESCO en 2000.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>